En este apartado se pretende indicar una serie de consejos y recomendaciones para mantener la ciudad libre de plagas, para así realizar un empleo racional de productos químicos biocidas.

La ciudad está diseñada y pensada para que le hombre resida, pero hay una serie de especies animales que han encontrado en el hábitat de la ciudad las condiciones ideales para vivir adecuadamente, principalmente invertebrados, mamíferos y aves. Su existencia no debe de suponer ningún problema, siempre y cuando no supere ciertos umbrales, superados los cuales pueden producirse potenciales situaciones de riesgo para la salud pública, la sanidad animal o pueden pueden ocasionar desperfectos en bienes, edificios o infraestructuras.

El objetivo ideal es mantener el equilibrio de este biodiversidad animal, de acuerdo con los umbrales de tolerancia de cada especie y evitando, en lo posible, el uso abusivo de sustancias químicas de acción biocida (insecticidas, raticidas, pesticidas).

Para conseguir lo anterior es necesaria la colaboración de la ciudadanía con la administración municipal, observando una serie de buenas prácticas.

 

Pautas a seguir para conseguir un municipio sin problema de plagas:

EN CUANTO AL LIBRAMIENTO DE SUS RESIDUOS.

1) Hay que realizar una adecuada gestión de los residuos, principalmente aquellos que contengan materia orgánica pues tratados de forma incorrecta son un foco de atracción para roedores e insectos y son la causa principal de problemas. Para ello es fundamental depositar cada tipo de residuo en los contenedores normalizados (que suelen ser estancos a plagas) y en las localizaciones previstas al efecto.

2) Lo anterior es extensivo a los residuos reciclados, recordando la conveniencia de que cada tipo de residuo se deposite en su contenedor adecuado.

3) El libramiento de los residuos en masa (materia orgánica y fracción resto) siempre debe realizarse en bolsas bien cerradas.

4) Para aquellas comunidades, residenciales o particulares que cuenten con contenedores particulares de su propiedad, deben estar en buenas condiciones de limpieza y mantenimiento, para lo cual es necesaria observar labores de limpieza apropiadas y regulares.

5) En su tránsito por la ciudad y siendo necesario desprenderse de un residuo utilice las papeleras.

6) Hay contenedores de obra instalados en vía pública colocados para el libramiento de residuos de construcción y en los cuales no está permitido el depósito de otro tipo de residuos, sobre todo residuos orgánicos.

7) No utilice el inodoro como cubo de basura. Ahorrará agua y reducirá problemas potenciales de ratas e insectos.

 

MANTENIMIENTO DE EDIFICIOS Y SOLARES

1) Un exceso de vegetación facilita el refugio de ciertas plagas (roedores). Un mantenimiento adecuado mejora la salud y supervivencia de las plantas, evita consumos de agua innecesarios y ayuda a mantener sus propiedades libres de plagas, permitiendo una rápida detección en caso de infestación.

2) Supervise y mantenga en buen estado de conservación su vivienda o local. El correcto estado de conservación del sistema de saneamiento interior (alcantarillado) interior de las propiedades es crucial para evitar problemas de roedores (ratas) e insectos (cucarachas). 

3) En cuanto a los accesos de los edificios con espacios exteriores, vigile el correcto sellado de oquedades, grietas y pasa-tubos. Estos espacios permiten el fácil acceso de insectos, roedores otros animales al interior de las edificaciones.

4) Evite el depósito incontrolado de residuos y materiales inertes. Estas acumulaciones pueden convertirse en refugio y foco potencial de plagas.

5) Evite encharcamientos y puntos de retención de agua, pues favorecen la proliferación de cierto tipo de insectos (principalmente mosquitos).

6) Tome las medidas necesarias para evitar que partes de su vivienda sirvan como puntos de refugio y nidificación de palomas.

 

USO GENERAL DE LOS ESPACIOS PÚBLICOS

1) Respete y ayude a mantener en buen estado de limpieza conservación los espacios verdes. Son para uso y disfrute ciudadano pero requieren un uso responsable.

2) Absténgase de proporcionar alimento a animales sin dueño aparente. El suministro de alimento a palomas y gatos está expresamente prohibido por las ordenanzas municipales y es causa principal de los problemas relacionados con estos animales y causa de otras plagas (ratas, cucarachas, etc.) 

 

RECOMENDACIONES SOBRE USO DE PRODUCTOS BIOCIDAS AMBITO DOMÉSTICO

En el caso de que el vecino opte por emplear biocidas de ámbito doméstico, es conveniente que observe las siguientes reglas:

1) El empleo de insecticidas o de rodenticidas no está exento de ciertos riesgos y que su eficacia final depende en mayor medida de la consideración y cumplimiento efectivo de las normas generales anteriormente expuestas.

2) Puede consultar con los servicios técnicos del Ayuntamiento acerca del problema que esté sufriendo en su vivienda, aunque debe recordar que no es competente para realizar ningún tratamiento o aplicación en viviendas o locales privados.

3) Al utilizar estos insecticidas o rodenticidas en prioritario leer detenidamente la etiqueta del producto y respetar rigurosamente las normas de uso así como sus incompatibilidades.

4) Los productos y envases deben estar fuera del alcance de los niños y de las mascotas.

5) Los envases vacíos de los productos deben gestionarse convenientemente como residuo peligroso que es. En el etiquetado del producto se especificará como debe gestionarse.

6) Por último y siendo lo más importante, recordar que el control de plagas más eficiente es aquel que previene y pone las medidas correctoras ambientales oportunas, reduciendo las posibilidades de acceso, colonización y proliferación de animales con potencialidad de plaga.