Equipo de Gobierno

La alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, acompañada por los concejales del Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Ciudad Real ha detallado esta mañana algunos compromisos que se pondrán en marcha durante este próximo año, coincidiendo con los dos años desde su toma de posesión.

La alcaldesa reconocía que este 13 de junio se cumplen dos años “de un trabajo intenso al frente del consistorio, y de una dedicación absoluta y exclusiva, por lo que agradecía la labor que han realizado los concejales del Grupo Socialista durante este tiempo. “Los vecinos tienen ahora un ayuntamiento transparente, bien gestionado, participado y participativo. La ciudad ha cambiado en el aspecto físico como en las actividades y eventos que han hecho que Ciudad Real sea distinta”.

Zamora anunciaba la intención del Equipo de Gobierno de bajar el IBI dos puntos en el año 2018 y dos puntos en 2019. “Entendemos que analizando la situación económica actual del Ayuntamiento, podemos bajar este impuesto que afecta a todas las familias de Ciudad Real”.

En materia de obras, anunciaba que se pondrá en funcionamiento el ascensor en el aparcamiento subterráneo de la Plaza Mayor. “Dejaremos ser la única capital de provincia que tenga un aparcamiento no accesible y por eso se ha acortado la fuente de la Plaza Mayor, para permitir su instalación”.

Además afirmaba que tendremos una Plaza de Cervantes “segura, con saneamiento y abastecimiento adecuado, y de la que sentirnos orgullosos los de aquí y los que vengan a visitarnos”. También se abrirá el Museo Elisa Cendrero, que no solo será un espacio expositivo, sino  Ateneo Cultural, donde el Consejo de Cultura pueda desarrollar las actividades”. También se abrirá la nueva sala de exposiciones en la Planta Baja del Ayuntamiento.

La alcaldesa también reconocía que de aquí a un año, los almacenes municipales se terminarán y los trabajadores tendrán un espacio en condiciones de seguridad y salud, una piscina terminada “que durante demasiados años perdía agua en un derroche innecesario de recursos económicos y del agua”, y la Semana Santa tendrá su Guardapasos renovado: “se retirarán los vehículos del depósito municipal, y allí se podrán guardar las joyas que tenemos en la Semana Santa de Ciudad Real”.

También el próximo curso, Valverde tendrá un nuevo colegio. “Ya no hay aulas prefabricadas, e inauguraremos un nuevo colegio para Valverde para que los chicos den clase con las mismas condiciones. En Las Casas, la Vía Verde será una realidad, habrá un nuevo pabellón multiusos y el campo de fútbol se arreglará.

Además los vecinos del Barrio de Los Ángeles dispondrán de su nueva plaza, cuyas obras comenzarán después de las fiestas de Los Ángeles. La alcaldesa valoraba además que el diseño se ha hecho contando con los vecinos y las vecinas, que son los que la disfrutan en su día a día”.

También en materia de urbanismo, 40 calles tendrá un plan de acerado y asfaltado, entre ellas la Avenida de Europa, donde se renovarán las tuberías y se asfaltará y la avenida de los Reyes Católicos donde se asfaltará para que se acaben las balsas de agua junto a la rotonda del Hospital.

Pilar Zamora también reconocía que en el próximo año se verán los primeros resultados de la EDUSI, con la compra de nuevos autobuses adaptados y que respetan el medio ambiente para esta ciudad.

En materia de participación, tanto el proyecto en superficie de la Plaza de Cervantes, como el Arco del Torreón como el entorno de la Plaza de Toros serán consultados con los vecinos. La cultura seguirá en la calle y avanzaba que el Festival de Jazz “volverá a estar en el centro de Ciudad Real”.

Un año en el que se comenzará a desarrollar el Plan de Inclusión Social tomando medidas para la vida de los más desfavorecidos mejore. Y el IMPEFE seguirá desarrollando nuevas políticas de empleo. “Nuestro objetivo es que todos los vecinos tengan una oportunidad de empleo y/o formación, y en esta línea el IMPEFE no dejará de trabajar en ningún momento”.

Se trata –día Zamora- de “compromisos reales, no declaraciones de intenciones de un gobierno que sigue con más ilusión si cabe que el 13 de junio de 2015. Ciudad Real crece y cambia con un gobierno del cambio. “Ciudad Real en 2017 no tiene nada que ver con la que nos encontramos hoy y nos comprometemos a que 2019, Ciudad Real sea una ciudad distinta en la que queremos que nuestros hijos crezcan, y en la que nosotros queramos envejecer”.

La alcaldesa de Ciudad Real, agradecía a todos los trabajadores municipales de los distintos servicios el esfuerzo que están realizando por la ciudad durante estos dos años. Y preguntada por el cumplimiento del programa electoral, reconocía que “Si miramos el programa, el cumplimiento de las medias está entre un 80 y un 90% de grado de cumplimiento, pero eso no quiere decir que hayamos finalizado la acción política, porque hay muchas áreas de esta acción política que necesitan que sigamos trabajando hasta el final de la legislatura y si puede ser en la siguiente”.