Corresponde al Monasterio de Santa Isabel y San Antonio Abad de las Reverendas Madres Carmelitas Descalzas de Ciudad Real, edificio religioso del siglo XVII de estilo renacentista y barroco, catalogado como Bien de Interés Cultural desde 1991.

En el actual emplazamiento del Monasterio se encontraba la casa-hospitalillo de San Andrés, adquirida por don Antonio de Galiana y Bermúdez, caballero de la Orden de Montesa, para su sobrina. La Iglesia se levantó en 1619 y el convento se edifica extramuros de la ciudad, dando una de las Puertas de la muralla, la Puerta del Carmen, acceso a éste. Aquí residieron las Carmelitas hasta que se convirtió en Hospital. Las monjas de la Montesa iban a ser las que se encargaran de mantener el hospitalillo. Pero al no poder sostenerlo, pasando a las hijas de Santa Teresa.

El interior de la iglesia tiene una sola nave, cúpula sobre crucero de brazos poco desarrollados y testero plano. La portada principal se compone por un diseño vertical formado por tres cuerpos horizontales, donde resalta la hornacina con la Virgen del Carmen.