La energía y la calidad del aire en la provincia de Ciudad Real

La alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora; el consejero Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo y el Presidente de la Diputación, José Manuel Caballero, han participado en una mesa redonda que han organizado esta mañana Gas Natural y el diario La Tribuna en el Centro Cultural Antiguo Casino, en la que se ha analizado ‘La energía y la calidad del aire en la provincia de Ciudad Real’.

La jornada ha consistido en un debate en el que las distintas administraciones, entidades y empresas presentes han plasmado las medidas que están llevando a cabo con el objetivo de mejorar la calidad del aire.

Pilar Zamora ha recalcado que en Ciudad Real preocupa “la calidad de vida de nuestros vecinos y vecinas”, por lo que “es esencial cuidar la calidad del aire”. En este sentido, el Ayuntamiento ha llevado a cabo una serie de políticas con el objetivo de potenciar tres vías: el uso de la bicicleta, con los carriles bici; los desplazamientos a pie, con los metro-minutos para que los ciudadanos sepan las distancias que hay para desplazarse en Ciudad Real; y el uso del transporte público, con la campaña “Somos +”, con abonos más económicos para que muchas más personas utilicen el transporte público, incluso la gratuidad para mayores de 65 años.

Desde el Ayuntamiento además se están potenciando las zonas verdes, ya que “para tener una buena calidad medioambiental es muy importante el desarrollo de las zonas verdes de Ciudad Real”. “Estamos haciendo que Ciudad Real sea una ciudad con presente y con futuro para nuestros hijos y tenemos que hacer que respiren un aire puro, porque la salud es esencial y el bienestar de nuestros vecinos también depende de la calidad del aire”, ha afirmado Zamora.

El presidente de la Diputación, José Manuel Caballero ha destacado la necesidad de que la flota institucional de las administraciones vaya cambiando “de manera progresiva y decidida para que sean más sostenibles y no tengan emisiones perjudiciales para la calidad del aire”. Además, ha destacado la importancia de implementar políticas públicas vinculadas “a la movilidad de los ciudadanos, al uso de la bicicleta, de los transportes colectivos y a la protección del aire en las zonas rurales”. “Las políticas relacionadas con la calidad del aire no son cosas del futuro ni de grandes concentraciones de población, sino que son una obligación de todas las administraciones”, ha sentenciado. “Es una prioridad que tenemos que abordar sí o sí como una referencia de presente y futuro inmediato”.

Por su parte, el consejero Francisco Martínez Arroyo ha recalcado el compromiso del Gobierno de Castilla-La Mancha con la lucha contra el cambio climático. Por ello apuesta por “un modelo energético limpio, sostenible, duradero, de futuro para nuestro territorio”, a través de medidas la Ley de Economía Circular y del Plan Regional de la Biomasa, “para mejorar la eficiencia energética y para apostar por las energías renovables”. “Castilla-La Mancha cuenta con un aire muy limpio, podemos presumir de ello, pero eso no significa que dejemos de estar alerta”, ha concluido Martínez.

La calidad del aire reconocía es un tema de máxima actualidad, que está formando parte de todas las agendas y de la estrategia de sostenibilidad y de protección de medio ambiente. Éste no se trata únicamente de un problema de las grandes urbes, sino que afecta a todas las poblaciones.