Romería Virgen de Alarcos

La alcaldesa de Ciudad Real en funciones, Pilar Zamora, ha participado esta mañana en la función principal y procesión en la ermita de Santa María de Alarcos, acompañada del primer teniente de alcalde, Nicolás Clavero, varios miembros del Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Ciudad Real, y la delegada de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en Ciudad Real, Carmen Teresa Olmedo.

Zamora reconocía que es “un día grande, ya que la Romería es muy importante para Ciudad Real. Nuestras tradiciones son importantísimas, la romería ha trascurrido con normalidad, y esperamos que la gente siga disfrutando de este día”.

Romería Virgen de Alarcos Romería Virgen de Alarcos Romería Virgen de Alarcos

La alcaldesa felicitaba a Ceferino Bravo, el guarda de Alarcos, que se jubila este año por el trabajo realizado, y consideraba que “no concibo a Alarcos sin ver a Ceferino”. También agradecía a la concejala de Festejos, Manuela Nieto-Márquez, “sus desvelos por esta Romería, que ha estado muy pendiente de todo lo que ha sucedido aquí”.

Ahora -reconocía- “hay que seguir disfrutando de las Peñas, de la procesión… ha sido un año magnifico, en el que yo agradezco muchas cosas personalmente, y ahora hay que seguir apoyando las tradiciones, nuestro folklore, ya que mucho de lo que somos, de esa tradición, comienza en el cerro de Alarcos”.

La delegada de la Junta de Comunidades de Castilla-La Macha, Carmen Teresa Olmedo, felicitaba a los vecinos y vecinas de Ciudad Real en la festividad de la Virgen de Alarcos, Valverde y Alcolea. A la hermandad agradecía, en representación del Gobierno Regional, la invitación, resaltando la singularidad de esta fiesta que celebramos en esta ermita de los siglos XIII y XIV y en medio de un yacimiento arqueológico, eso le da singularidad a esta romería”.

Además, ponía en valor “la conjunción de devoción y diversión con la que viven los hombres y mujeres de ciudad esta fiesta, y que muestra la identidad de lo que son las tradiciones populares de nuestro pueblo”. Olmedo se comprometía a seguir promocionando esta Romería de Alarcos, como representación de las tradiciones arraigadas de Castilla-La Mancha”.

El presidente de la Hermandad de Santa María de Alarcos, Antonio Batista, reconocía que el resultado de la Romería ha sido “fenomenal”. “Nos ha acompañado el tiempo, así que mucho público, y encantados estamos, se ha dado una romería muy bien, con mucha gente, lo que agradecemos”.

Tras la función religiosa en honor a la Virgen de Santa María de Alarcos, la imagen ha procesionado alrededor de la Ermita acompañada por la Banda de Música de la Agrupación Musical de Ciudad Real y cientos de personas que han seguido el desarrollo de la procesión. Se han vivido momentos de especial emoción cuando los mozos de Valverde, encargados de portar la imagen, la han dirigido hacia las localidades de Valverde y Ciudad Real.

Al término de la misma, se ha procedido al cambio de Hermana Mayor, que en este año será Dª Gema Camacho, también Dulcinea 2018. Ella ha recibido la vara de mando de manos de Dª Conchi Trujillo. Además, el que hasta este año es el guarda de Alarcos, Ceferino Bravo, ha recibido la medalla de la Hermandad y una Carta Puebla, con motivo de su jubilación y como homenaje a sus muchos años trabajando en esta ermita.

Una romería que en la jornada del domingo ha transcurrido sin incidentes de consideración, con apenas una pequeña actuación por una herida en un menor por parte de la Agrupación de Voluntariado de Protección Civil de Ciudad Real.