Manuel Marín González

El Ayuntamiento de Ciudad Real lamenta profundamente el fallecimiento esta tarde del político ciudadrealeño D. Manuel Marín González, quien fuera expresidente del Congreso de los Diputados, vicepresidente de la Comisión Europea y excomisario europeo en diversos ámbitos, a los 68 años de edad.

La alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, ha mostrado a la familia del político fallecido -con quien ha estado en contacto permanente a lo largo de las últimas semanas-  “todo el afecto del pueblo de Ciudad Real” y ha puesto en valor la figura política de Marín, “como hombre de talante, diálogo y progreso, que será recordado en esta capital manchega y en todo el país por sus méritos políticos y por su forma de ser como persona íntegra, honesta y comprometida”.

Manuel Marín González nació en Ciudad Real en el año 1949. Licenciado en Derecho por la Universidad de Madrid, hizo el doctorado en Derecho comunitario en la Universidad de Nancy (Francia) y se diplomó en Estudios Europeos por el Colegio de Europa en Brujas (Bélgica), donde además fue profesor. Durante su estancia en Europa contactó con el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), en el que ingresó en 1974. Un año más tarde regresó a Madrid, donde trabajó en el departamento de Relaciones Internacionales. También trabajó con Nicolás Redondo en las tareas de reorganización de las Federaciones.

Candidato al Congreso por su partido en las elecciones constituyentes de 1977 y las generales de 1979 y 1982 salió elegido por la provincia de Ciudad Real. En las Cortes Constituyentes fue, con 27 años, el diputado más joven.

Tras el triunfo del PSOE en las elecciones de 1982, fue nombrado secretario de Estado para las Relaciones con la Comunidad Europea el 7 de diciembre del mismo año. Desde ese puesto trabajó para la incorporación de España a la Comunidad Económica Europea (CEE) y llevó las negociaciones que culminaron con la firma del Tratado de Adhesión el 12 de junio de 1985. Manuel Marín fue nombrado comisario de España ante la CEE en 1985, por lo que dejó la Secretaría de Estado en octubre del mismo año

A partir del 1 de enero de 1986 ejerció las funciones de vicepresidente de la Comisión Europea y comisario encargado de Asuntos Sociales y Educación y Empleo, cargo desde el que creó e impulsó el Programa "Erasmus", programa comunitario de intercambio y apoyo de estudiantes.

En noviembre de 1988 fue de nuevo designado por el Gobierno español como comisario. El 6 de enero de 1989 Manuel Marín fue nombrado comisario de Pesca y de Política de Cooperación para el Desarrollo, con un mandato de cuatro años, en la nueva Comisión presidida por Jacques Delors.  El 1 de enero de 1993 cesó como comisario de Pesca y Cooperación para el Desarrollo y pasó a ocuparse hasta 1995 de la Comisaría de Cooperación y Desarrollo, Cooperación Económica con los Países del Sur del Mediterráneo, Oriente Próximo, Oriente Medio, América Latina y Asia, y Oficina de Ayuda Humanitaria, cargo que compatibilizó con una de las seis vicepresidencias de la CE, que venía ocupando desde enero de 1986.

El 21 de diciembre de 1993 fue elegido vicepresidente primero de la Comisión Europea, tras el voto secreto de los 17 comisarios. Marín ya ocupó una de las vicepresidencias de la Comisión de 1986 a 1993. Hasta la entrada en vigor del Tratado de Maastricht, en noviembre de 1993, la Comisión Europea tenía seis vicepresidentes: danés, británico, alemán, italiano, holandés y español (Marín), que con la entrada en vigor del Tratado quedaron reducidos a dos: el español Marín, como vicepresidente primero, y el danés Henning Christophersen, como vicepresidente segundo.

En octubre de 1999  se incorporó como profesor a la Universidad de Carlos III de Madrid y ocupó el segundo puesto en la lista del PSOE al Congreso de los Diputados por Ciudad Real en las elecciones generales del 12 de marzo de 2000. Logró reeditar su escaño tras los comicios de 2004 en los que su formación política consiguió una mayoría suficiente para formar Gobierno. Su grupo parlamentario propuso su candidatura a la presidencia del Congreso y, el 2 de abril de 2004, se convirtió con un amplio respaldo en el máximo representante de la Cámara Baja.

En noviembre de 2007 Marín anunciaba desde Ciudad Real el cese de su actividad política al final de la legislatura. A partir de ese momento, su tiempo lo dedicó a la investigación contra el cambio climático en el ámbito universitario y a defender la necesidad de construir un modelo de desarrollo económico sostenible y renovable, desde la presidencia de la Fundación Iberdrola.